Publicado: 8 de Marzo de 2016

SCA, compañía líder de productos de higiene y forestales, ha donado al Museo Volvo Ocean Race en Alicante la réplica del barco construido con 100.000 piezas LEGO del Team SCA, el único equipo femenino que participó en la última edición de la Volvo Ocean Race.

El modelo, construido a escala 1:10, se exhibió en todos los puertos de la ruta de la vuelta al mundo en 2014-15 y permanecerá a partir de ahora en el Museo Volvo Ocean Race de Alicante.

Dadas las grandes dimensiones del barco, con un mástil de 3,03 metros, una eslora de 2,32 metros y una manga de 0,56 metros, los dos constructores, ingenieros ambos, Anders Gaasedal, de LEGO, y Johan Sahlström, de Volvo, necesitaron 100.000 piezas de Lego, todas ellas de colores estándar, y 1.200 horas de trabajo.

“El barco está en el mejor lugar posible, tras un largo viaje dando la vuelta al mundo, ha vuelto a casa”, ha destacado el danés Gaasedal. Sobre la construcción de esta réplica del barco explica que “todo funciona, las piezas no están pegadas. Lo más difícil fue hacer todo curvo usando piezas básicas rectangulares. Es el modelo más bonito que jamás he hecho”.

SCA realiza esta donación en el marco de las celebraciones del Día Internacional de la Mujer, un día muy especial para la compañía, ya que la multinacional sueca lleva años trabajando al lado de la mujer y reivindicando el rol que juegan las mujeres como agentes de cambio en todos los ámbitos de la sociedad, incluidos los que por lo general están dominados por los hombres.

El equipo femenino del Team SCA en la Volvo Ocean Race, un ejemplo de superación

“SCA cuenta con muchas iniciativas en todo el mundo para apoyar a la mujer, en diferentes ámbitos y niveles según la sociedad y la cultura de cada país. En África, por ejemplo, desarrollamos campañas de educación para las niñas que empiezan a tener el periodo, cuyo objetivo es evitar que se estigmatice un hecho totalmente natural. El Team SCA nos ayudó a llevar este mensaje de superación por todo el mundo” explica Christian Martinell, Communications Manager de SCA Iberia.

La construcción pasa a formar parte así de la exposición permanente del Museo de la Volvo Ocean Race, que quiere rendir un homenaje a los grandes regatistas que han formado parte de una de las competiciones más duras del mundo. “Este barco sin duda inspirará a nuestros visitantes en todos los sentidos, será un símbolo de la superación de retos, de la importancia del trabajo en equipo y de cómo los sueños llegan a cumplirse. La historia tanto de la construcción del barco como del equipo Team SCA así lo demuestran”, señala Laura Urrutia, directora del Museo de la Volvo Ocean Race, que recibió en 2015 más de 50.000 visitas.

A lo largo de los últimos años, SCA ha puesto en marcha multitud de actividades en este sentido: en 2014 SCA junto con la mayor agencia internacional de fotografía, Getty Images, lanzó un concurso para apoyar a las mujeres que quisieran convertirse en fotógrafas profesionales; y el año pasado rindió un gran homenaje a todas esas mujeres anónimas del mundo con “Amazing Women Everywhere”, un mosaico digital que permitía subir la historia y la imagen de las mujeres que nos han marcado o que son un ejemplo para la sociedad.

Además, por cada fotografía subida, SCA donó 1 euro a WWF para desarrollar un proyecto relacionado con el medio ambiente. De esta manera, la multinacional sueca aunaba dos de sus valores, el compromiso con las personas y con la naturaleza.